5 consejos para mantener un matrimonio emocionante

Los preparativos de la boda son muy emocionantes: hacer los preparativos, trazar un plan para su futura vida en común.  Pero cuando la luna de miel termina, empieza la vida.  Y aunque el matrimonio sea maravilloso, incluso la pareja más devota encontrará que el estilo de vida matrimonial es a veces, digamos, menos emocionante.  Seamos sinceros, uno ama a la otra persona, pero pasar todo el día con el mismo individuo hace que haya muchas actividades rutinarias que, si no se tiene cuidado, pueden arrastrar la relación y hacer que ambos se sientan insatisfechos con lo que, por otra parte, es una relación muy amorosa.  

Por ello, es vital que las parejas no se limiten a creer que el matrimonio seguirá siendo emocionante sólo por su propio impulso. Más bien, es importante que los cónyuges tomen algunas medidas básicas para infundir un poco de emoción a sus relaciones.

  1. Tener intereses independientes

No se puede tener nada interesante si se pasa cada momento de vigilia haciendo y experimentando las mismas cosas.  Tener intereses independientes no es un signo de debilidad del matrimonio, como creen algunos recién casados, sino una señal de su fortaleza.  Tener intereses independientes significa que tienes algo único que aportar a las conversaciones, asegurando que ambos tengan siempre algo interesante, y sí emocionante, que decirse el uno al otro.

  1. Eventos espontáneos

Mientras eran novios, planear un evento espontáneo parecía algo innato. Pero, a medida que nos sentimos cómodos en nuestras relaciones y más ocupados por las obligaciones de la vida, tenemos la tendencia a confiar en la fuerza de nuestras relaciones y, al hacerlo, dejamos de mantener las cosas espontáneas.  Así que para mezclar las cosas, planifique un evento de tarde o noche que sea completamente nuevo.  Pruebe ese espectáculo que su cónyuge se muere por ver, o visite ese nuevo restaurante que acaba de abrir.

  1. Nunca amenace con la separación

Esta regla no es tanto para mantener las cosas emocionantes como para mantenerlas sólidas.  Una relación sólo puede crecer y seguir siendo emocionante si ambas partes confían en su compromiso mutuo.  Por lo tanto, establezca como norma entre usted y su pareja que nunca amenace con la separación o el divorcio.  Establezca un entendimiento de que si amenaza con la separación, debe salir por la puerta para respaldarla.  Es una regla dura, pero que debe imponerse si su relación quiere sobrevivir a los altibajos que forman parte de todos los matrimonios.

  1. Viajes de fin de semana

 

Una forma segura de inyectar algo de romanticismo en su matrimonio es tomarse unas vacaciones los dos solos.  Pero con los rigores de la vida y los costes de un viaje, unas vacaciones completas pueden parecer difíciles de justificar.  Así que opta por unas vacaciones locales de una noche. Planea una cena y una noche fuera, y remata con una noche de hotel.  El gasto no es mucho teniendo en cuenta la emoción que un viaje, por pequeño que sea, puede aportar a una relación.

  1. Dale sabor al dormitorio

El último consejo para dar emoción a cualquier relación es ponerle sabor a las cosas en el dormitorio.  La vida sexual tiene una fuerte correlación con la fuerza y la satisfacción de la relación.  Así que pruebe a explorar una nueva postura o incluso una fantasía sexual o un juguete para adultos con su pareja, y al hacerlo comparta algo íntimo y aporte algo de emoción a su matrimonio.

Deja un comentario